La ciencia y la iglesia

Ratones16/07/07 19:16-Casa.

Tecnología?
La ciencia y la iglesia.

Sabéis que no me suelo meter con estos temas, pero es que cuando uno ve estas cosas….

Porque todos sabemos de lo progresista y «enrollada» que ha sido siempre la iglesia cristiana (que no el cristianismo, que es otra cosa) con respecto a las artes y las ciencias.

Para demostrar ésto, qué mejor que este esclarecedor gráfico que nos muestra que entre los años 400 DC al 1400 DC que marcaron la expansión del cristianismo y la Iglesia se convirtió en un centro de poder, la capacidad científica, es decir, la capacidad de pensar de las personas estuvo duramente mermada y castigada, provocando que el avance científico no sólamente fuera nulo, sino que retrocediera bastante.

Afortunadamente, tras el Renacimiento, los últimos 500 años han sido, como se puede observar, una evolución exponencial, tal y como además se puede comprobar en los últimos 20/30 años. ¿Dónde estaríamos ahora en términos tecnológicos y científicos si no hubiésemos sufrido este «tropezón tecnológico»?
Pero lo peor es que nos quejamos del integrismo islámico cuando la iglesia católica «motor de la civilización occidental» ha promovido desmanes similares en otras épocas sin pedir perdón por ello.

Y todavía hoy en día se permiten el lujo de no vigilar ni sancionar a los curas pederastas y además callarle la boca a aquellos que lo denuncian (y que por otro lado se dejan comprar con el dinero del cepillo).

Vamos a dejar el tema por hoy no vaya a ser que alguien se caliente o se ofenda….

Vía 86400.

3 pensamientos en “La ciencia y la iglesia

  1. El gráfico NO ES MUY CIENTÍFICO,que se diga.
    Primero cómo medimos el avance científico, en qué unidades (el gráfico no lo muestra, es puramente cualitativo, no cuantitativo, por lo que es un muy mal gráfico) No sabemos si la escala vertical es correcta, está disminuida o aumentada.
    Las cifras de fechas no son correctas. Había cristianismo antes del siglo 5 y lo hay ahora, después de 1400 (por cierto que en esa época 1400, con el renacimiento, se da una gran extensión cristiana, con el protestantismo y la barbaridad de la conversión masiva y a la fuerza en las américas y en otras partes.

    Además ha habido grandes científicos que se han manifestado como cristianos. (Evolucionistas como Theilard de Chardin, astrofisicos como Lematrie, Biólogos como Mendel…) (Otra cosa es que la iglesia los haya perseguido… pero aquí se juntan otros temas de luchas de podes que realmente están alejados del mensaje cristiano)

    Además sólo expresa el crecimiento científico en occidente (¿los chinos no tenían ciencia?, ¿ni los indígenas americanos? ¿ni los árabes? Parece que claramente está segada hacia el «hombre blanco y del norte», que como todos sabemos es más listo.

    Podría coincidir con la expansión general de la Iglesia (lo que no es exactamente el cristianismo, aunque se le parece) La Iglesia como tal es una organización que muchas veces ha sido realmente poco cristiana…

    Realmente la gráfica corresponde no tanto con el crecimiento de la Iglesia, que también, sino con la caída del imperio romano y con váyase usted a a saber…

    Quiero decir en resumen: no es correcto presentar como ciencia lo que no lo es y esta gráfica no lo es ( no digo que no esconda verdad ) pero es claramente falaz y no bien intgencionada.

  2. ¡ Por cierto ! La iglesia sí que ha pedido perdón por estos errores del pasado… Otra cosa es que sea suficiente. O que el papa actual sea un progresista…

  3. Hola, Javier. Ante todo, felicidades por tu blog que no conocía hasta ahora.

    Ya soy consciente (como cualquiera que tenga una formación científica elemental) de que el gráfico es eminentemente cualitativo, ya que no tenemos ninguna escala en el eje de ordenadas que nos sirva para cuantificar dicho avance y como bien dices, no conocemos la escala de dicha cualificación.

    Con respecto a las cifras, todos sabemos que el cristianismo abraca desde el propio nacimiento de Cristo hasta la actualidad y lo que le quede, pero como también todos sabemos, el auténtico desarrollo del poder de la jerarquía eclesiástica (que es la única responsable de la desvirtualización del auténtico mensaje de Cristo) vino a partir del año 313 en el «Edicto de Milan» que fue emitido por el Emperador Constantino. Es a partir de entonces cuando realmente la Iglesia Católica empieza a «partir el bacalao».

    Durante toda la Edad Media la producción cultural se limitó a la Literatura, la elaboración de barcos, de armas y poco más. La producción estrictamente científica se vio mermada por la visión obtusa y cerrada de la Iglesia del tiempo. Sólo hay que darse una vuelta por los libros de historia para hacerse una idea de los riesgos a los que se exponía el que investigaba por entonces. Era tan fácil ser acusado de brujería y tan sencillo dejar de sufrir los tormentos inflingidos a cambio de una confesión positiva…

    Es de todos conocido el caso de Galileo y la «invitación» por parte de la Iglesia a que abjurase de su teoría Heliocéntrica. A partir del Renacimiento se empieza a desarrollar un principio de pensamiento científico amparado por la capa del mecenazgo y el desarrollo del comercio que propició la independencia de los investigadores y la decadencia del poder fáctico de la Iglesia.

    Afortunadamente hay cristianos en todos los ámbitos de las ciencias que a través de su propia visión del Evangelio intentan que su trabajo esté basado en las Reglas del Método Cartesiano que ha bañado el pensamiento científico desde 1637.

    Desgraciadamente occidente ha menospreciado el pensamiento «oriental». Descartando a los pueblos del centro y sur de África y los indígenas americanos del norte, que permanecían en la Edad de Piedra. Los mayas, en cambio, descubrieron y emplearon el cero en sus cálculos astronómicos, antes que ningún otro pueblo. En China la ciencia vivió épocas de esplendor, pero no se dio un impulso sostenido debido a las luchas internas por el poder por parte de las distintas dinastías imperiales. Las matemáticas chinas alcanzaron su apogeo en el siglo XIII con el desarrollo de métodos para resolver ecuaciones algebraicas mediante matrices y con el empleo del triángulo aritmético. Por no citar el impacto que tuvieron en Europa innovaciones chinas como el papel, la pólvora, la imprenta y la brújula. Los indios de la India 😉 formularon los numerales denominados indoarábigos, empleados actualmente, y la modernización de la trigonometría que adoptaron y desarrollaron los árabes.

    Como siento compartir contigo esa última reflexión que haces: «La Iglesia como tal es una organización que muchas veces ha sido realmente poco cristiana…».

    Recibe un fuerte abrazo desde Cartagena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s