Inventos rarunos que se quedaron en el cajón

PolaroidGagaHace un mes, a principios de enero, se celebró en Las Vegas el CES: Consumer Electronic Show.

Allí se presentaron teles, ordenadores, domótica, teles, tablets, teles, teléfonos, videojuegos y más teles.

Este año ha sido el año de las pantallas, flexibles, las pulseras cuantificadoras de actividad diaria, los relojes inteligentes, los teléfonos de al menos 5 pulgadas, la informática aplicada a la automoción…

Mucho de lo presentado no pasará de eso: productos presentados pero que raramente pasan a la producción y mucho menos al uso masivo. ¿Qué fue de las teles en 3D? Pues lo mismo que será de las teles 4K (que ofrecen resolución de 3840×2160) dentro de otros dos años. Es lo que se denomina vaporware.

Así que ahí van los fracasos más sonados del pasado que miraban al futuro:

  • GENUS: el robot doméstico (1983): ciertamente inspirado en RD-D2, se trataba de un robot doméstico fabricado por la Robotics International Corporation de Jackson, Michigan. Su precio iría desde los 3.000 a 12.000 dólares. Nunca llegó al mercado.
  • Atari Mindlink (1984): el proyecto perfecto para anquilosar y atrofiar tus extremidados; un controlador de videojuegos con la mente. Ful.
  • Commodore LCD (1985): portátil con 16 líneas de texto. Un despiporre de equipo en un tiempo en que casi nadie siquiera tenía ordenador en casa. Recularon a tiempo y se dieron cuenta de que era muy prematuro.
  • Samsung Scoutabout Robot (1991): dispositivo autónomo de seguridad que patrullaba cada 20 minutos. Usaba los detectores de calor y micrófonos para encontrar ladrones o fuego. Rondaba los mil pavos y nunca salió a la venta.
  • DigiScent’s iSmell (2001): vaporizador USB con 128 esencias para asistir sensorialmente en la navegación web. Pronto se dieron cuenta a qué huele internet mayormente.
  • Qualcomm Mirasol Display (2010): el resultado de una noche loca de pasión entre un Kindle de tinta electrónica y una pantalla LCD. Por supuesto, ofrecía lo mejor de dos mundos y el santo grial: imágenes en color visibles a plena luz del día. Tras dos años de espera, Qualcomm le dio carpetazo pero ahora intenta revivir en el segmento de los smartwatches.
  • Skiff Reader (2010): eReader táctil y flexible. Rupert Murdoch compró Skiff y mató el proyecto. ¿Por qué? Se aceptan apuestas.
  • Polaroid Lady Gaga Sunglass Camera (2011): tras su segunda bancarrota en 2009, Polaroid fue comprada por un grupo de inversores. En 2010 contrataron a la insufrible Lady Gaga como directora creativa y la personaja esta parió unas gafas de sol con pantalla y cámara incorporada. Como era de esperar (y de desear), nunca salieron del stand ya que «no se han alcanzado los exigentes estándares de Lady Gaga». Juas juas juas.

Vía Gizmodo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s