Videoclips sin música

Vídeos musicales sin música.

Esa es la innovadora premisa de Mario Wienerroither, un austriaco que se entretiene en quitar la música a los vídeos musicales para sustituir la música por los sonidos que se suponen que se escucharían en total silencio.

Escucha crujir a Shakira, masticar chicle a Pharrell Williams y piensa en lo absurdos que son a veces estos vídeos sacados de contexto.

Anuncios

El nuevo vídeo de OK: Go. Nos vuelven a sorprender

Otra vez más, OK: Go son capaces de sorprendernos con un vídeo expectacular.

Un vídeo lleno de efectos visuales únicamente creados por la perspectiva y el inteligentísimo uso de la cámara y para más complicación rodado en un plano-secuencia: todo del tirón, sin cortes y con una única cámara.

50 tomas necesitaron para conseguir la buena.

Y de extra: sus más recordados vídeos del pasado.

Y su vídeo interactivo en HTML5.

Tenéis más en su canal de YouTube.

Fashionismo musical

NerdPatéticos. Los corredores (o trotistas) que deambulan por ahí con auriculares cantosos y sudados, grandes como los ruletes de la Dama de Elche.

Quizá lo primero es explicar que son los auriculares intraauriculares y supraauriculares. Los primeros son los de tipo botón y los segundos los que cubren la oreja completamente.

Lo normal es salir a correr con auriculares de botón con un volumen medio para poder escuchar si alguien te quiere pasar (tanto corriendo como en bici), pero bueno…

Pues todo esto viene al caso porque he leído un artículo de KifeHacker en el que explican que los famosos Beats son uno de esos productos en los que el “hype” (la moda) no justifica la calidad del producto. Puede que no te importe de todas maneras que sean unos auriculares con muchos bajos (y de los malos), con medios y agudos penosos y con una etiqueta con suficientes números como para que el Dr Dre siga pagando su lujosa casa y su colección de coches caros.

Si te gustan los bajos puedes probar: Denon AH-D600 ($268), V-Moda Crossfade M-100 ($299), Audio Technica ATH-M50 ($149) o los tremendamente populares Audio Technica  M50s que tienen menos bajos, Shure SRH750DJ ($149) o los Ultrasone HFI-580 ($183) (o los 780s ($234) que suenan incluso mejor.

También es espectacular este hilo en Head-Fi donde hay información como para volverse loco sobre cascos con pegada en los bajos. También puedes echar un vistazo a la guía de compra de auriculares de LifeHacker e incluso la lista de los mejores auriculares de 20 pavos.

Estamos (o estoy) hasta las narices de ver jugadores de fútbol, los cuales son sobradamente conocidos por su enorme criterio, gran independencia de las marcas y excelsa sapiencia fruto de una formación profunda (nótese aquí la fina ironía) con estos cascos y la gente se vuelve loca por comprar si no los originales a precio escandaloso, las copias chinas que dan el pego o directamente las copias de mercadillo con cualquier letra en vez de la famosa “b”.

Pasa igual que cuando el año pasado Marshall sacó unos auriculares mundialmente reconocidos como indignos de portar dicha marca.

Todo sea por la imagen.

Pero eso, quizá a tí no te importe y lo realmente interesante para tí sea llevarlos en el pescuezo y que la gente los vea…..

Jugando con las teclas

Venga, una de perder la tarde del sábado tonteando con las teclas del ordenador.

Así que id a Patatap y empezar a aporrear teclas porque Jono Brandel, diseñador en Google ha preparado estos sonidos y animaciones para que te tomes un respiro.

Ojito: si lo cargas en el iPad, según donde pulses en la pantalla sonará y se verá algo distinto.

Vía Gizmodo.

El primer videoclip autoestereográfico

Ésto que véis aquí, es el primer video autoestereográfico.

Es el típico efecto que hace algunos años veíamos en libros con imágenes que algunos éramos capaces de ver y otros se quedaban bizcos durante minutos.

Tenéis que desenfocar los ojos, relajaros y cruzar la vista: las imágenes en movimiento aparecerán delante de vosotros mágicamente….

Ahora os toca quedaros bizcos a vosotros.

Vía OhGizmo!