Esos domingos lluviosos…

…en los que te tiras todo el día trabajando delante de la pantalla.

Tengo una entrada medio terminada del puente en Gredos y alguna que otra reflexión que tengo a medio parir al respecto.

Pero de momento lo primero es lo primero… y es terminar calificaciones y demás rollos del cole.

Mientras tanto, podéis seguir mis publicaciones en Twitter, las cuales encontraréis en la columna de la derecha.

Salud y fuerza.

Mañana lunes pero de una semana de puente

Lunes2Menuda semanita.

Cinco de siete.

Desde que me compré mi primera MTB, una Trek 870 de acero Tange Prestige en el 91, nunca había salido tanto en una semana.

Solo y en buena compañía, tanto nacional, como extranjera como femenina.

Una semana fantástica, antesala de una semana corta, por el puente.

Mañana lunes, así que después de cenar, whisky & pipas time, con dos episodios de Breaking Bad.

Sólo nos quedan 6. No sé qué va a ser de mí cuando la termine.

Terra Mítica

ChiquilleandoGracias a Javier, de Viajes El Corte Inglés y a los estupendos viajes promocionales que organiza para conocer enclaves para posibles viajes con los alumnos, hemos ido hoy a Terra Mitica, en Benidorm.

Nos lo hemos pasado mejor que los críos.

Y me he subido en (casi) todo, superando mis miedos 😉

De Simyo a Vodafone

Esta madrugada se ha hecho efectiva mi portabilidad a Vodafone.
Después de esperar más de una semana a que se cursase la solicitud está todo hecho.
Que sea lo que Dios quiera.

El lunes pasado bajé a la tienda Vodafone en la calle Santa Florentina, aquí en Cartagena, para dejar los datos y que la portabilidad fuese efectiva para antes de irnos a Londres y así coincidiese con el final del mes y no tener problemas de facturación con Simyo al tener mi contrato consumo mínimo mensual. Me aseguraron que en 48 horas estaría todo hecho y que en cuanto estuviese la SIM en la tienda me pegarían un toque al móvil.
La muchachica de las gafas hipster que me tomó los datos aquel día se ve que tenía el día poco fino y no se acordó de tramitarlo. El martes después de volver del viaje y al no tener notificación alguna, me fui a reclamar a la tienda. La hipster juraba que ella no me atendió porque se acuerda de sus clientes (sic), la otra muchacha (María) ya me había informado el primer día y el muchacho que me atendía en aquel momento me dijo que sería Yosune, la compañera que ese día no estaba trabajando la que me habría tramitado la portabilidad y que no podía acceder a los trámites de los demás compañeros atendiendo a la ley de protección de datos (si él lo dice…).
Pues justo el día siguiente recibí el SMS informando de que el cambio de operador sería efectivo la madrugada del jueves.
Como ayer por la tarde aún no me habían avisado para recoger la SIM, llamé para preguntar por ella y me dicen que sí, que estaba allí, que con el SMS que me habían enviado tenía que suponer que la SIM ya estaba para recogerla (porque soy adivino). La risa ha sido cuando he llegado y me ha atendido Yosune, la que se suponía que había tramitado mi portabilidad y a la que no había visto en la vida. Me he quedado mirando su chapa identificativa, he mirado a la hipster y ella ha bajado la vista, centrándose con mucha atención en la madre con niña a la que estaba atendiendo (modo irónico ON).
Al final han dado lugar a que comience el periodo de facturación del nuevo mes de Simyo y ha veremos lo que me cobran. Se supone que me tienen que cobrar la parte proporcional al tiempo que he estado con ellos. Ahora que me habían subido a 1Gb mensual…

Bueno, que me he despertado y a pesar de las legañas he sido capaz de extraer la bandeja del IPhone, cambiar la MicroSIM, instalar el APN de Vodafone mientras me bebía el Colacao y engullía la tostada sin tirarme nada encima y llegar pulcro al cole.

Por cierto, para los que os cambiéis de operador y no queráis calentarlos la cabeza con los ajustes de internet, id a http://unlockit.co.nz/ e instalar el APN correspondiente a vuestro nuevo operador de manera automática y sencillísima.

De vuelta de Londres

1656011_10202551171314459_771548576_nLondres.
Una ciudad cosmopolita y mágica, que nos tiene enganchados.
Esta vez hemos ido con los compañeros del cole: Marina, Gema y Manuel. Toñi al final no pudo acompañarnos y la echamos mucho de menos.
Hemos visto muchas cosas que se nos quedaron pendientes la otra vez que estuvimos allí, como la Torre de Londres (London Tower), el Victoria and Albert Museum o Candem y Harrods (si, no habíamos estado ni en Candem ni en Harrods).
Nos hemos reído muchísimo, hemos gastado lo justo y nos lo hemos pasado de escándalo.
Volveremos.

26 años después

26 años es toda una vida.

Los que hace 26 años teníamos 14, terminábamos la E.G.B. (Educación General Básica) y dábamos el salto a B.U.P. (Bachillerato Unificado Polivalente).

Yo tuve la suerte de pasar aquellos 8 primeros años de formación obligatoria en el Colegio Hispania. Mis padres decidieron que como éramos 3 hermanos, la economía familiar no podría sostener la educación privada del colegio de la lado de casa y nos fuimos al Instituto Isaac Peral.

En aquel lugar dejamos, muy a nuestro pesar, a los amigos de “toda la vida” para cambiarlos por otros que también, dejaron su huella en mi historia personal.

Porque cuando tienes 14 años “toda tu vida” son solamente 8 años de educación primaria.

Ayer tuve el privilegio de reunirme con muchos de ellos. Muchos más de los que en un principio podría imaginarme. Casi 50 “cuarentañeros” de la cosecha del 73-72. Incluso nuestra compañera Eva viajó expresamente desde Holanda para estar con todos.

Éramos tres clases por nivel y algunos de ellos no habían ido a mi clase, la “B”, sino a las de al lado (¿pero quién coño leches fue al grupo “C”?). Muchos de ellos los reconocí rápidamente, a algunos los ubiqué en cuanto me dijeron quienes eran y otros han cambiado tanto que apenas podía reconocer en ellos aquellos chavales que jugaban con las trompas, el yo-yo o que repartían patadas en las espinillas en los interminables partidos de fútbol en el patio antes de que tocasen el vals que marcaba el final de aquella media hora de descanso.

Pero aquellos niños y niñas siguen ahí. Con más arrugas (no demasiadas más, todo hay que decirlo) pero con las mismicas ganas de fiesta, de pasarlo bien, de compartir historias viejas y contar historias nuevas de adultos con sus propios hijos viviendo en el presente las mismas historias que revivimos nosotros ayer.

Echamos de menos a muchos de ellos. No quiero nombrar a los que estuvieron ni a los que faltaron. Seguro que me dejaría a muchos de ellos a pesar de que todos y cada uno de ellos forman parte de mi historia como persona. Una historia que empezó a tomar forma en mi memoria consciente, en aquellas aulas atestadas de zagales y zagalas, en aquellos pasillos, el gimnasio con su suelo asfáltico… Los maestros… la mayoría buenos y la minoría de ellos para olvidar aunque también nos acordemos de ellos por otros motivos…

Mis amigos de infancia, mis compañeros y compañeras.

Ha sido un placer compartir tantos años en las aulas y ha sido un placer aún más grande poder compartir con vosotros esa tarde-noche llena de risas, recuerdos y nostalgia.

Nos vamos a seguir viendo, tenedlo por seguro.

Verdades que suenan a mentira

Por ejemplo:

  • Cuando te hacen un transplante de riñón normalmente se dejan los riñones originales en su sitio y te ponen el nuevo en la pelvis.
  • Hay suficientes direcciones de Internet IPv6 como para que cada átomo de la superficie de nuestro planeta tuviera una distinta; de hecho sobrarían unas 100 veces más.
  • La superficie de Rusia es mayor que la del planeta enano Plutón: 17 millones de km² frente a 16,7 millones.)
  • Cuando se construyó la Gran Pirámide de Guiza todavía existían mamuts vivos
  • Los seres humanos compartimos el 50 por ciento de nuestros genes con los plátanos.

Éstas son algunas de las afirmaciones extrañamente verdaderas que Kottke sacó de la curiosa y sorprendente lista: What’s the most bullshit-sounding-but-true fact you know?(Afirmaciones que suenan a gilipolleces pero son verdad).

Vía MicroSiervos.

Puntarrón, Castillo de la Asomada y Juan Carrión

Puntarron

Hoy hemos hecho un “dos por uno”. Hemos subido al Puntarrón, una subida corta pero muy interesante y bonita de 5km y 300 metros desnivel en 1:42 y luego nos hemos ido a subir el Castillo de la Asomada, al lado de la autovía Cartagena-Murcia: 6km, 430 metros desnivel en 2:30.

El momento emocionante del día ha sido enterarme de que a pesar de ser un desastre de taquilla, la película más premiada este año ha sido “Vivir es fácil con los ojos cerrados” y está basada en una historia protagonizada por mi profe de inglés particular (en muchos sentidos) de cuando estaba en el instituto: Juan Carrión. Me he emocionado al verlo en la ceremonia de los Goyas, tan mayor pero todavía con buena pinta con 89 tacos el tío.

Un gran abrazo, Juan.

Carta al futuro

TaylorSmithTaylor Smith se escribió una carta a sí misma para el 13 de abril de 2023, cuando tuviese 22. La dejó en su cuarto con la esperanza de que la pudiese leer pasado ese tiempo.

Desgraciadamente, Taylor murió el día antes de Reyes, el 5 de enero a causa de las complicaciones derivadas de una neumonía mal diagnosticada.

En la carta, Taylor se animaba a alcanzar metas mostrando comprensión por los posibles fracasos además de preguntar cosas cotidianas y terminaba recordándose a sí misma que en esos diez años habían pasado cosas buenas y cosas malas y que tenía que aprender a vivir con ello.

Sus padres han decidido hacerla pública a través de Facebook porque creen que “el amor de Dios y la esperanza encontrada en Jesús, la misma esperanza que ella encontró, se extienda a vosotros”

Vía ABC.

Objetivo del finde: no leídos=0

urlHoy me he propuesto poner el contador de “no leídos” de Feedly a 0.

Después del asesinato de GoogleReader perpetrado por google en julio el flujo de información que utilizaba cambió.

Para los que no lo conozcáis, Feedly es un servicio a través del cual podéis tener sincronizados vuestras listas de lecturas con rss y otras fuentes. Tanto si usáis Feedly vía web, como aplicación nativa o en un dispositivo móvil, en cuanto tengáis una buena colección de fuentes (en mi caso algo más de 100) y os despistéis una chispica, os encontraréis pronto con cientos de artículos sin leer.

Pues en mi caso la situación se había desbordado después de varios fines de semana en el monte y otras tontás, llegando a sobrepasar las 1.000 noticias pendientes, sobre todo vídeos (por leer mucho con el 3G y no querer tirar de datos).

Así que hoy aprovechando la mierda de día que hace, me he propuesto dejar la lista a 0.

Voy por el buen camino. Al final del día lo habré conseguido.

Y no habrá afectado al continuo espacio-tiempo.

Pulsaciones altas

urlSi a las primeras de cambio sales un día y llevas las pulsaciones altas, mala cosa.

Hoy he salido con la bici un ratico a pesar de que estoy flojo y tengo una gastritis que curará una caja de omeprazol y otra de motilium. Pero las ganas son las ganas.

Cuando escuchas en los cascos tus grandes canciones de la universidad sonando y llevándote a lo más alto a pesar de que estás flojeras es fantástico. Te da ese “punch” que te falta.

Y cuando te duchas, desenfundas la guitarra que ha estado guardada más de un año, enchufas el ampli con la distorsión y te pones esas canciones de Pearl Jam, Stone Temple Pilots, Soundgarden, Alice In Chains o The Smashing Pumpkins para aporrearlas debidamente con las cuerdas te sientes vivo.

Alive.