Excavadoras 1 – Mayas 0

RestosLas excavadoras de la empresa constructora D-Mars, que buscaba grava para arreglar una carretera demolieron ayer casi totalmente una pirámide maya de 2.300 años de antigüedad y unos 30 metros de altura en el yacimiento de Nohmul, en el distrito de Orange Walk, al oeste de Belice.

Jaime Awe, director del Instituto de Arqueología de Belice, está con un cabreo de par de narices (y el grueso de la comunidad científica y buena parte de las personas que tenemos un mínimo de sensibilildad).

Si además tenemos en cuenta de que la empresa constructora estaba bajo aviso, es aún más sangrante.

La pirámide era el centro de un asentamiento de 40.000 sobre unos 32 km cuadrados con 81 edificios de ladrillos de piedra caliza (info de la web local7NewsBelize).

La pirámide en cuestión era de las más grandes del yacimiento de Nohmul y se utilizaba para ceremonias y rituales importantes, como el entierro de miembros de la élite.

Por su parte, el arqueólogo británico Normand Hammond, que ha trabajado durante más de 20 años en Belice, aseguró a AP que la demolición de montículos mayas para rellenar carreteras era algo habitual en aquel pais, pero que ésto es «mucho peor».

En México, pais vecino, antes también se daban estas situaciones según el arqueólogo Leonardo López Luján (director de las excavaciones del Templo Mayor, en el centro del DF), pero ahora interviene un equipo de la Dirección de Salvamento Arqueológico, que ha llegado a hacer desviar el trazado de la autopista a Acapulco.

La pena puede ser de hasta 10 años de cárcel o una multa de 10.000 dólares. La empresa ya ha retirado sus máquinas del lugar.

Donde no hay mata, no hay patata.

Vía ElPaís.

La esencia del ser humano: la idiocia

Tolonterías

La esencia del ser humano: la idiocia. 

La naturaleza humana sumada en una sola imagen.

En el cartel pone «no subir ni jugar sobre ni alrededor de la cañería».

Vía FailBlog.

Es como ese chino tan apañao que subió a toda la familia en la moto (y eran 8). Él si llevaba casco….

Por cierto, si queréis ver hacia dónde vamos con este rollo de la idiocia, buscad la película «Idiocracia».

No solo los rusos conducen fatal

Deporte

No solo los rusos conducen fatal

 

Ni los marroquíes, ni los ecuatorianos ni por supuesto, los españoles…

Esta vez, son los polacos. Y para que se vean a sí mismos, las autoridades de aquel pais han publicado un video de 11 minutos grabado en la autopista A2, cerca de la ciudad de Stryków, mostrando cuánta estupidez circula por aquellas carreteras.

You really have to watch the clip to truly comprehend the scope of the stupidity at work – from trucks performing U-turns to wrong way drivers and everything in between.

También podéis ver este tremendo ejemplo de cabezacubo.

Vía CarScoop.

No, si los locos somos los de las motos….

Tolonterías

No, si los locos somos los de las motos….

Porque nosotros, aunque seamos los más débiles y frágiles somos los malos.

Aunque sólo seamos responsables del 20% de los accidentes en los que nos vemos involucrados.

Así que si véis un Citroën C4 4447GRJ Granate y vas en moto, agárrate los machos…..

Porque recuerda que hay dos tipos de motociclistas: los que se han caído y los que se van a caer.

Y si eres un «enlatao» (como somos todos los que nos metemos en un coche), respétanos. Somos más frágiles y pequeños, pero no somos bichos.

Los hijos son más sagrados que las convicciones personales


Reflexiones

Los hijos son más sagrados que las convicciones personales.

Gracias a ElPais me he enterado de una noticia que me ha dejado helado.

Una pareja de veganos ha «dejado morir» a su hija de 11 meses de malnutrición (porque el veganismo extremo es malnutrición) en Francia.

Sergine y Joel Le Moaligou, la pareja de iluminados veganos en cuestión, son juzgados en Amiens, al norte del pais por no darle a su hija el alimento que necesita.

Su veganismo estricto que prohíbe la ingesta de carne de animales y de los productos derivados de los mismos, como la leche o los huevos (que ya es insano para los adultos), hizo estragos en el cuerpo en pleno desarrollo de su niña en marzo de 2008. Cuando empezaron a preocuparse por la delgadez y palidez del bebé, avisaron a los servicios de emergencias que solo pudieron confirmar la muerte de la pequeña Louise. En vez de los 8 kilos que se supone que debía pesar, sólo pesaba 5,7 kilos ya que sólo recibió la leche que mamaba del pecho de su madre vegana.

Como era de esperar, la autopsia reveló que Louise presentaba una carencia de vitamina A y B12, desequilibrio alimenticio provocado por su alimentación deficiente que aumentaba la probabilidad de sufrir infecciones.

La abogada de la mujer informó que adoptaron este tipo de alimentación «tras ver un programa de televisión sobre el sacrificio del ganado en los mataderos», lo que les llevó a crear un negocio de comida biológica que posteriormente quebró. La otra hija, de 13 años, parece no haber sufrido importantes deficiencias alimenticias.

Pero es que además, no se fiaban de la medicina convencional y curaban a sus hijos por sus propios medios y a partir de sus lecturas de libros. Daquo ha contado que «tras un examen médico cuando Louise tenía 9 meses, los padres decidieron no seguir el consejo del médico que les recomendó hospitalizar al bebé ante la bronquitis que padecía y la pérdida de peso». «Prefirieron remedios a base de cataplasmas de alcanfor, col o mostaza; además de lavar a la niña con arcilla y tierra, en lugar de bañarla con los productos y las formas estipulados; todo ello, extraído de lo que leían en los libros. Ciertamente, leyeron lo menos indicado en el peor momento», ha aseverado.

La abogada del padre, Patrick Quenel, ha dicho que estos cuarentañeros son «plenamente conscientes del error que cometieron». Están acusados de «abandono o privación de comida seguido de muerte» y se enfrentan a una pena de 30 años de cárcel.

Todo esto sirve para medir la inteligencia de la gente que pretende «endiñarle» a los hijos ciertas creencias que son muy modernas y por lo tanto (y obligatoriamente) muy buenas.

Estas creencias pretenden convertirnos en seis meses en unos perfectos herbívoros, después de estar diseñados durante aproximadamente 200.000 años para ser omnívoros.

Lo natural no es comer hierba. No somos rumiantes ni nada por el estilo. ¿Os habéis molestado en mirar vuestros dientes? ¿Acaso no habéis visto vuestros caninos e incisivos?

Lo natural fruto de nuestra lenta evolución es comer de todo: lo que cazamos y lo que recolectamos.

Uy, perdón. Lo natural es comer carne y verdura.